compraventa vivienda usada

Cuesta dimensionar el costo completo involucrado en la compra de una vivienda, ya que no solo hay que considerar la inversión en la casa misma (ya sea por medio de un crédito hipotecario o con medios propios), también hay que tener en cuenta aquellos gastos en los trámites anexos a la adquisición de una vivienda, tales como el estudio de títulos de la propiedad, la inscripción de la vivienda en el Conservador de Bienes Raíces, la tasación correspondiente para cursar un crédito hipotecario y todos los gastos notariales que en su conjunto no son ni pocos ni económicos.

El detalle

Los costos asociados a la adquisición de una vivienda nueva son los mismos que para un inmueble usado.

En caso de que el comprador financie la operación por medio de un crédito hipotecario, una vez aprobados los antecedentes comerciales por parte de la entidad financiera, esta enviará a tasar el inmueble y luego efectuará el estudio de los títulos.

Así, los costos ineludibles en toda compra inmobiliaria son:

Tasación : UF 2,5. Son los gastos asociados a tasar el inmueble y a fijar su valor por el crédito hipotecario.

Estudio de títulos y redacción de contrato de compraventa : UF 4 a UF 5,5. Los antecedentes asociados al estudio de títulos son principalmente los certificados de dominio vigente, gravámenes y prohibiciones del Conservador de Bienes Raíces; certificados de numeración y no expropiación municipal; certificado de no expropiación del Serviu; copias de escrituras de los últimos 10 años y del estado civil de los comparecientes.

Notaría (en Santiago): UF 3 a UF 4. Se paga al momento de la firma de la escritura.

Conservador de Bienes Raíces : 0,5% a 0,8% del precio de la compraventa. Una vez firmada la escritura, se debe inscribir la propiedad.

Impuesto de timbres y estampillas : 0,4% del valor del crédito hipotecario. En caso de ser DFL2 (viviendas que no superen los 140 metros cuadrados), se paga el 0,2% hasta dos años a contar de la fecha de la recepción final municipal del inmueble.

Adicionalmente, la persona que compra con crédito deberá pagar un seguro de desgravamen y de incendio, incorporado en el dividendo.

Por ejemplo, si el valor de la propiedad a comprar es de $ 120 millones y la persona ha pedido un crédito por $ 80 millones, los costos anexos al valor de la vivienda se desglosan de la siguiente manera: Tasación, UF 2,5: $ 57.500; Estudio de títulos, UF 5,5 : $ 126.500; Notaría, UF 4: $ 92.000; Conservador, 0,6% del precio de compraventa en promedio: $ 200.000; Impuesto de timbres y estampillas, (0,4% del valor del crédito): $ 320.000.

Total: $ 796.000.

A este monto hay que agregar la comisión de corretaje, en caso que intervenga un corredor de propiedades, lo que se da mucho con las viviendas usadas. El porcentaje a pagar en general es del 2% del precio de venta.

La comisión de los corredores

Los interesados en comprar una vivienda usada usualmente recurren a los portales de internet o bien a las oficinas de corredores de propiedades.

En caso de que la venta de una propiedad sea ofrecida por un corredor, lo usual es que el comprador, solo en el evento que el negocio se haga, pague una comisión de corretaje.

Este valor habitualmente equivale al 2% del precio de venta del inmueble, y se paga al momento de suscribirse la compraventa definitiva e inscribirse en el Conservador de Bienes Raíces, explica el abogado experto en propiedades, Juan Eduardo Figueroa.

Es importante tener en cuenta que las comisiones de los corredores de propiedades son pactadas en Chile libremente, aunque fluctúan entre 1,5% y 2,5% más IVA.

En este caso, el vendedor también debe pagarle una comisión al corredor, la que también se cancela una vez concluida legalmente la trasacción.

Comments are closed